¿Qué podemos hacer para mejorar la administración pública?

administración pública

La administración pública es objeto de muchos cuestionamientos y diatribas en los países. Un reto que tiene actualmente la administración pública es mejorarse y perfeccionarse a sí misma.

Desde los partidos políticos hasta grupos organizados minoritarios, exigen que se mejore la administración pública en todos sus niveles.

Es preciso aclarar que todas  las personas jamás van a estar satisfechas con las medidas que se tomen. Algunas medidas son bien recibas por unos y desaprobadas por otros. Sin embargo, hay algunos puntos de consenso bajo los cuales se pueden hacer esfuerzos para mejorar la administración pública.

Hemos separado en dos renglones las medidas a efectos de distinguir entre lo trascendental y lo progresivo.

Medidas trascendentales:

  1. Transparencia: actualmente la lucha contra la corrupción es una de las demandas más enérgicas que hace la gente. Se hacen esfuerzos por ser cada vez más trasparentes mediante leyes y sanciones, pero la corrupción sigue siendo un grave flagelo de la administración pública.
  2. Flexibilidad: los organismos públicos deben entender que estamos en tiempos en los que las cosas se vuelven obsoletas con rapidez. La adaptación a nuevas tecnologías, situaciones y formas de hacer las cosas es vital. La flexibilidad también significa responder con agilidad a los fenómenos públicos y sociales que en toda sociedad se presentan.
  3. Conocimiento: las personas que hacen vida en la administración pública deben ser las más capaces y estudiadas de la sociedad. Los profesionales que compongan este sector deben basarse en estudios de vanguardia, datos fehacientes una aguda capacidad de anális.

Medidas trascendentales

Medidas progresivas:

  • Avanzar Hacia la Identidad Electrónica

Varios países ya disponen de la identidad electrónica para que los ciudadanos puedan acceder a servicios públicos de forma más eficiente.

Con esto se ahorran tener que ir a una oficina o hacer una cola.

  • Inserción de Las Nuevas Tecnologías

Un grave problema que tienen las universidades y la administración pública es que no van al ritmo de los nuevos conocimientos y las tecnologías digitales.

Lo digital hace ha probado ser de gran ayuda para simplificar los procesos.

  • Mejorar la Comunicación

Una deficiencia de la administración pública es su comunicación con las personas. Estas no están al día con los hábitos informativos de las personas y por ende, muchas veces los ciudadanos no se enteran de decisiones que puedan interesarles.

  • Movilidad Interadministrativa

Algunas veces las oficinas o entes que integran la administración pública se comunican mal entre ellos. No se han construido instancias que permitan que fluya entre ellas el cúmulo de requerimientos que tienen que procesar cada día.

  • Promover la Participación

Las propuestas son infinitas y por muy sabios que sean los jefes de las mismas, cien personas piensan más que cinco.

Acciones como abrir un email o buzón de correo para recibir sugerencias es una de las formas de promover participación más fáciles y eficaces.

  • No Derrochar Recursos

Algunos le llaman austeridad, pero en el fondo se refiere a disciplinarse en los gastos y tener una verdadera política de ahorro.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*